Inicio » Decoración de interiores » Cómo elegir tu silla de oficina

Cómo elegir tu silla de oficina

Uno de los puntos más importantes a la hora de crear tu despacho es elegir silla de oficina. Debe ser una silla perfecta, que combine comodidad y diseño, y para ello es importante tener en cuenta algunos puntos a la hora de realizar la elección adecuada.

Son muchas las tiendas que venden sillas de oficina, pero debemos buscar una que reúna los requisitos que estamos buscando y dispongan de varios modelos para poder elegir.

De esta manera, no queremos una tienda de artículos de oficina que solo busque tener una silla cómoda, ni queremos una tienda de muebles de diseño que solo se centre en la decoración de la estancia. En este caso, debemos buscar y encontrar un punto intermedio.

Puntos a tener en cuenta para elegir silla de oficina

Las lesiones en el trabajo son muy comunes cuando no se utiliza una silla de oficina adecuada, sobre todo si hablamos de lesiones lumbares. Por eso, elegir una buena silla de oficina es primordial a la hora de crear o renovar un despacho o, en general, cualquier zona de trabajo.

Es muy importante que sea posible regular el asiento en altura. Lo mejor es que se forme un ángulo de 90 grados con las piernas, apoyando los pies en el suelo. Por eso, también debemos tener en cuenta la altura de la mesa. En el caso de tener una estatura pequeña que no permita que apoyemos los pies correctamente, lo mejor es incluir un reposapiés que conseguirá que estemos más cómodos.

El respaldo también debe poder regularse, con una forma que permita sujeta la zona de las lumbares. Por eso, es importante que pueda cambiar su inclinación para adaptarse a nuestro cuerpo.

En el caso de que notes que no sujeta lo suficiente, puedes incluir un reposacabezas que hará que la espalda esté más recta.

Muchas sillas no tienen apoyabrazos, y en otras aunque no vienen de serie es posible instalarlos. Contar con un lugar para apoyar los brazos es casi primordial, ya que sin ellos las posturas se fuerzan y es posible tener problemas de cervicales. Al igual que el respaldo, es recomendable que sea posible regularlos para adaptarlos a nuestro cuerpo.

Los puntos de apoyo con el suelo, otro aspecto a tener en cuenta para que la silla no se mueva. Lo mejor es que si tiene ruedas, al menos tenga cinco.

Aunque hay sillas muy bonitas con excelentes diseños, debemos elegir siempre un tapizado transpirable. Muchas sillas de diseño lo único que consiguen es que sudes y parecerá que acabas de salir de una sauna.

Una vez que elijas la silla de oficina que te gusta, comprueba que cumple con todos estos puntos. Ten en cuenta que es un lugar donde vas a pasar mucho tiempo y la salud y el cuerpo es lo primero.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*